XLII Congreso de la semFYC - Sevilla

del 30 de junio al 2 de junio de 2022

Comunicaciones: Casos clínicos

A pesar de la apariencia, no todo es benigno (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria, cirugía vascular.

Motivos de consulta

Tumoración en muñeca de 4  meses de evolución.

Historia clínica

Enfoque individual

Varón de 41 años que consulta por tumoración en muñeca de 4 meses de evolución.

Antecedentes personales: no patologías previas, ni traumatismo en la zona.

Exploración: tumoración de 2x1 cm en zona externa de muñeca derecha, no adherida a planos superficiales, consistencia firme y leve molestia a la presión.

A pesar de presentar una semiología de patología benigna, se solicita ecografía de partes blandas para valorar su etiología.

Enfoque familiar y comunitario

No presenta enfermedades familiares de interés, incluyendo lipomatosis.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Presenta la apariencia de un lipoma, causa más frecuente de las tumoraciones de partes blandas (TPB); mayoritariamente, las TPB suelen ser benignas (relación benignas/malignas 100/1), y más de la mitad asientan en las extremidades.

La ecografía muestra su origen en la vena cefálica, y obliga a hacer diagnóstico diferencial entre hiperplasia endotelial papilar intravascular (HEPI) ‒tumor de Masson‒ y un hemangioendotelioma-angiosarcoma.

Tratamiento y planes de actuación

Se remitió a cirugía vascular de forma preferente para valoración etiológica y actitud terapéutica.

El HEPI es un tumor poco frecuente, más frecuente en mujeres, caracterizado por la proliferación benigna de células endoteliales en la luz de vasos sanguíneos, predominantemente venas, cuya etiología es desconocida, aunque se considera que es una proliferación reactiva con presencia de un trombo en su interior. La diferenciación anátomo-patológica con el angiosarcoma puede ser difícil, pero es fundamental, por lo que se precisa una escisión quirúrgica completa, que es diagnóstica a través de la anatomía patológica.

Evolución

Se realiza RM diagnóstica, donde aprecian lesión vascular inespecífica, y se programa cirugía para extirpación de lesión, que servirá para confirmación del diagnóstico con el resultado de la Anatomía Patológica y curación si la exéresis es completa.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Las TPB suelen ser lesiones benignas; sin embargo, el estudio de estas lesiones es obligado, pues su pronóstico es grave en un porcentaje bajo de casos (1%).

El HEPI es un TPB poco frecuente, que se diferencia del angiosarcoma sólo con la Anatomía Patológica. Por ello es imprescindible su exéresis para la confirmación diagnóstica y para su curación.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Enríquez Gutiérrez, Emiliano
CS Parada del Molino. Zamora
Sánchez Martín, Eva
CS Parada del Molino. Zamora
Cardona Vicente, M de los Ángeles
CS Parada del Molino. Zamora