XXXVII Congreso de la semFYC – Madrid

del 4 al 6 de mayo 2017

Comunicaciones: Casos clínicos

¡Bajad la música! (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria

 

MOTIVOS DE CONSULTA

"Doctora, escucho música"

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Mujer de 85 años, con antecedentes personales de Hipertensión Arterial (HTA), miocardiopatia hipertensiva con hipertrofia septal y disfunción diastólica, Hipotiroidismo subclínico, Hipoacusia, Trombosis venosa profunda (TVP) en miembro inferior derecho (MID) con Tromboembolismo pulmonar (TEP) parcial en 2013, repetido nuevamente a los 2 años.

En tratamiento habitual con Aldocumar 3 mg/24 hr y Enalapril 20mg/Hidroclorotiazida 12.5 mg/24 hr.

Desde hace dos o tres meses oye canciones conocidas previamente por ella, y rezos de su juventud. Éstas no la incomodan y no interfieren con el descanso.

Se realizó Mini Mental Test en el que alcanzó una puntuación de 25. La exploración neurológica básica es completamente normal. Además se solicitó analítica que incluía estudio de demencia y TAC craneal: ambas pruebas sin hallazgos significativos.

 

Enfoque familiar

La paciente vive sola, es independiente para las actividades básicas de la vida diaria (ABVD)

 

Desarrollo

JC: Alucinaciones auditivas musicales.

Diagnóstico diferencial: Hipoacusia, patología psiquiátrica, lesiones focales cerebrales, epilepsia, intoxicación por fármacos, drogas o alcohol.

 

Tratamiento

Se investigó a fondo los posibles dianósticos diferenciales.

 

Evolución

Visto la situación de la paciente y la tolerabilidad del proceso se decide mantener observación y en caso de empeoramiento reevaluar pautar tratamiento.

 

CONCLUSIONES

Las alucinaciones auditivas son muy prevalentes en la población no psiquiátrica, sobre todo en mujeres ancianas con pérdida de audición. Afectan al 2% de la población con hipoacusia. Aunque su fisiopatología no está clara, parece que ante un sistema auditivo sometido a un déficit de aferencias, se genera una actividad espontánea que la corteza cerebral interpreta como un estímulo musical externo, de este modo gracias al feedback que se produce entre los módulos cerebrales de percepción y reconocimiento del sonido se generan las alucinaciones auditivas musicales.

A parte del eventual tratamiento farmacológico, es muy importante reforzar en los pacientes la idea de que éstas alucinaciones no tienen porqué obedecer a enfermedad mental. Debemos tener presente esta entidad cuando un paciente nos cuente que oye música que nadie en su entorno percibe, crear un vínculo de confianza desde el inicio y no hablar de psicosis o demencia sin descartar previamente organicidad y valorar siempre la causa idiopática de estas alucinaciones.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Rivilla Doce, Celia
CS La Chana. Granada
Peña Góngora, Miriam
CS de Castell de Ferro. Granada
Leal Lobato, Mercedes
CS Almanjayar. Granada