Comunicaciones: Casos clínicos

Brazo de Popeye (oral breve)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria.

 

MOTIVO DE CONSULTA

Hematoma en zona proximal de extremidad superior derecha.

 

HISTORIA CLÍNICA

Mujer de 80 años, con antecedentes de dislipemia, hipertensión arterial, diabetes mellitus, bloqueo de rama izquierda, insuficiencia aórtica, coxartrosis e incontinencia urinaria. En tratamiento con AAS, amlodipino, bisoprolol, doxazosina, hidroclorotiazida, lisinopril, insulina, gliclazida, metformina, simvastatina y omeprazol.

Consulta por la aparición de hematoma espontáneo e indoloro en zona proximal de extremidad superior derecha (zona ventral codo) de unos días de evolución.

A la exploración se objetiva hematoma y pequeña deformidad (brazo de Popeye) en zona del codo derecho. Yergason positivo, test de Appley alterado, arco doloroso a nivel medio, resto sin alteraciones.

Ante la sospecha de rotura de bíceps, se solicita ecografía musculosquelética, que confirma la rotura músculo-tendinosa de la porción larga, así como del supraespinoso.

 

Enfoque familiar

La paciente vive sola, ya que su marido, del que ha estado cuidando durante un largo tiempo, ha sido éxitus recientemente. No presenta limitación funcional.

 

Diagnóstico diferencial

La presencia del hematoma podría ser debida a alteraciones en la hemostasia (por patología o por tratamiento anticoagulante, que en este caso se descartan por historia clínica), a una contusión (la paciente no la recuerda) o a una rotura tendinosa (la opción más probable por clínica y exploración). La presencia de dolor, chasquido o hematoma nos harían pensar en una rotura aguda, mientras que las roturas crónicas se caracterizan por ser asintomáticas o por mejorar la omalgia previa.

 

Tratamiento

Dado que la paciente se encuentra asintomática, no precisa tratamiento. En los casos sintomáticos, se recomienda tratamiento conservador (inmovilización, frío, analgesia, rehabilitación) y en pacientes jóvenes y deportistas, se aconseja valorar la intervención quirúrgica.

 

Evolución

La paciente permanece asintomática y sin limitación funcional.

CONCLUSIONES

La anamnesis y la exploración física son básicas para la orientación diagnóstica, que luego debe correlacionarse con los hallazgos en las exploraciones complementarias. Además, en el caso de la rotura de la porción larga del bíceps, es fundamental saber frente a qué tipo de paciente nos encontramos (anciano/joven, con/sin limitación funcional…), ya que esto determina el manejo.

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Fernández Ortiz, Anna
EAP Dreta de l'Eixample. Barcelona
Planchuelo Calatayud, Daniel
EAP Dreta de l'Eixample. Barcelona