Comunicaciones: Casos clínicos

Cuando la Atención Primaria se convierte en emergencia extrahospitalaria (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Caso multidisciplinar.

Motivos de consulta

Accidente de moto.

Historia clínica

Enfoque individual
  • Sin antecedentes.

  • Varón de 34 años que sufre accidente de moto tras impacto de alta energía contra un vehículo presentando dolor generalizado, más intenso en MID.

  • Exploración:

    • Valoración primaria:

      • Vía aérea (A): permeable con respiración espontánea.

      • Respiración (B): ventilación simétrica. MVC. FR: 18 rpm, SatO2: 98% (aire ambiente).

      • Circulación (C): herida complicada en MID sin sangrado activo. Normocoloreado, normoperfundido, TA 133/85, pulsos radial y femoral presentes. Abrasión en hemiabdomen derecho sin irritación peritoneal. Pelvis estable.

      • Déficit neurológico (D): GCS 15/15, PICNR.

      • Exposición (E): Tª 36°C.

    • Valoración secundaria:

      • Cabeza y cuello: tráquea centrada. No ingurgitación yugular. No heridas.

      • Tórax: no crepitación, dolor, ni heridas. Auscultación rítmica, sin soplos con MVC.

      • Abdomen y pelvis: exploración sin cambios.

      • Columna: no apofisalgia.

      • Neurológico: sin focalidad.

      • MID: herida desde zona infrarrotuliana hasta maleolo interno con defecto de cobertura, exposición tendinosa y ósea. Musculatura del compartimento anterior de la pierna desgarrada. No dolor a la palpación ósea. Pulsos distales presentes. Movilidad conservada.

      • Resto extremidades: abrasiones en hombro, codo y mano derechas. No se realizaron pruebas dado que no disponemos de ellas.

Enfoque familiar y comunitario

Casado. Albañil.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Politraumatismo con herida compleja de MID y múltiples abrasiones.

Tratamientos y planes de actuación

Tras comprobar la permeabilidad de la vía aérea y ventilación adecuada, se colocó collarín rígido, se canalizaron dos vías venosas periféricas, se monitorizó, se inició tratamiento (1 litro de SSF 0’9%, Metoclopramida 10mg y Fentanilo 150mcg intravenosos) y se solicitó una UVI Móvil.

Evolución

Se transfirió al paciente a la UVI mediante tabla espinal y colchón de vacío. Se extrajo analítica, se pautó antibiótico profiláctico disponible (amoxicilina-ácido clavulánico 2 gr) y ácido tranexámico 1 gr. Se realizó sondaje vesical, cura de las heridas y se cubrió con manta térmica. En definitiva, se llevó a cabo el manejo ABCDE y, finalmente, se avisó al hospital donde fue trasladado.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Los pacientes politraumatizados presentan alta morbimortalidad y requieren un tratamiento precoz llevado a cabo, en un alto porcentaje de ocasiones, por los médicos de familia, quienes acuden en primer lugar al sitio del accidente. Por ello, es fundamental que dichos profesionales estén preparados para tratar a los pacientes con enfermedad traumática grave.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Val Jimenez, Carmen Llanos
Unidad Medicalizada de Emergencias 112. Villarrobledo. Albacete
Del Campo Giménez, María
CS de la Roda. Albacete
Garcia Atienza, Eva
Hospital General de Villarrobledo. Albacete