IV Jornadas semFYC de Medicina Rural

25 y 26 de octubre de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

¿De quién es la consulta? (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Motivos de consulta

Preocupación familiar

Historia clínica

Enfoque individual

Mujer de 18 años acude acompañada de por su padre a la consulta. Refiere desde hace 2 días disuria, polaquiuria y tensemos vesical. Le solicito muestra urinaria. Cuando la paciente se dirige al baño el padre se queda en la consulta y me refiere si fuera posible realizar a su hija con la muestra urinaria un test de gestación. Comenta que la paciente no sabe nada, pero que él y su mujer están preocupados porque le han revisado el móvil y han leído que lleva tres semanas de retraso de la menstruación.

Enfoque familiar y comunitario

Hija única. El padre 51 años de baja laboral por trastorno de ansiedad, confiesa en esta consulta requerir mayor medicación para control.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Conflicto familiar.
Principio de autonomía del paciente.
Derecho al respeto de la vida privada y familiar.

Tratamiento y planes de actuación

Tomo actitud compresiva, le comento al padre que entiendo su preocupación para después explicarle que lo que me plantea no es posible desde el punto de vista ético y legal.

Evolución

El padre parece entender lo explicado y no insiste.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

En Atención Primaria no tratamos una patología ni un paciente de manera aislada, valoraremos todos los biodeterminantes de la salud, como las unidades familiares. Es habitual que varios integrantes de una familia estén dentro de nuestro cupo asistencial, creando una relación con el paciente como con la unidad. A veces, se cometemos el error de entender que la unidad familiar como ente sin darnos cuenta que cada integrante de una familia tiene su principio de autonomía y derecho a la intimidad, que no será siempre el que el resto de familiares apoyen.
Debemos recordarnos que el tiene la facultad para optar libre y voluntariamente entre las alternativas asistenciales y el derecho de la intimidad que garantiza el secreto de las comunicaciones.
Por lo que el médico responsable tiene a su cargo coordinar la información y la asistencia sanitaria del paciente o del usuario.
Por tanto, es importante ante situaciones ético-legales similares que se nos planteen poder explicar lo anteriormente descrito manteniendo una buena relación médico-paciente (ya que habitualmente todo integrante del conflicto es nuestro paciente).

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Alcalde Diez, Iratxe
CS La Barrera. Castro Urdiales. Cantabria
Hernández García, Marina
CS Astillero. Santander. Cantabria
González Freire, Lucia
CS de Santoña. Cantabria