Comunicaciones: Casos clínicos

¡Diarrea y alcohol... ¡Mala combinación! (Póster)

Ámbito del caso

Servicio de Urgencias.

Motivos de consulta

Diarrea de un mes de evolución.

Historia clínica

Enfoque individual

Hombre de 59 años bebedor de 4 cervezas/día con antecedentes de hernia de hiato en tratamiento con omeprazol acude a Urgencias por cuadro de diarrea de un mes de evolución de 5 deposiciones líquidas diarias sin productos patológicos. Niega fiebre. No clínica infecciosa. Interrogado refiere temblores distales en ambas manos. A su llegada estable con TA 135/80 FC 85 lpm y saturación basal 97%. Exploración física: abdomen blando, depresible doloroso a la palpación generalizada sin defensa. Exploración neurológica anodina. Se solicita analítica sanguínea con iones, electrocardiograma y radiografía de tórax. Durante su estancia en observación el paciente presenta convulsiones tónico-clónicas generalizadas y desconexión del medio por que se pasa al cuarto de atención vital para monitorización y tratamiento inmediato.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Alteraciones iónicas, ingesta de tóxicos, infecciones del SNC...

Tratamiento y planes de actuación

Inicialmente se controla vía aérea: permeable, se coloca al paciente en posición decúbito lateral izquierdo y se toman contantes (TA 130/70 FC 101 lpm Sat 92%). Se administra oxigenoterapia con gafas nasales a 2 lpm y se administran 100 mg de Tiamina IM y posteriormente un suero glucosado al 5% por vía periférica. Se administra un total 4 mg de diazepam IV hasta la finalización de la crisis. Se objetiva en analítica sanguínea magnesio.

Evolución

Una vez estabilizada la situación y mejoría del estado postcrítico se deja al paciente en observación para vigilancia sintomática. Se realiza control analítico a las tres horas con mejoría de niveles de calcio (7,8 mg/dl) y magnesio (0,8 mg/dl). Se ingresa al paciente en hospitalización y se mantiene con perfusión de magnesio y calcio durante durante dos días con buena respuesta.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Las causas más frecuentes de hipomagnesemia son alcoholismo crónico, desnutrición, trastornos malabsortivos y fármacos. La clínica más frecuente de la hipocalcemia es la tetania aunque también puede provocar crisis generalizadas, de ausencia y focales, además de manifestaciones cardiovasculares y psiquiátricas.

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2022; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Morell Azanza, Myriam
CS Casa de Campo. Madrid
Gimeno García, Belén
CS Casa de Campo. Madrid