XXXVII Congreso de la semFYC – Madrid

del 4 al 6 de mayo 2017

Comunicaciones: Casos clínicos

Doctora, tengo la orina púrpura! (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención primaria

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Orina de color púrpura

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Antecedentes personales: Varón de 93 años, sin alergias medicamentosas conocidas ni hábitos tóxicos. Intervenciones quirúrgicas: hemorragia subdural post-traumático en 2011. Antecedentes patológicos: hipertensión arterial, Diabetes Mellitus tipo 2, fibrilación auricular y deterioro cognitivo de origen vascular GDS 6, en tratamiento con Metformina 850mg cada 12 horas, Digoxina 0,25mg al día, AAS 100mg cada 24h. Portador de sondaje vesical permanente por retención aguda de orina de repetición.

Anamnesis: el paciente refiere una coloración púrpura de la orina de 3 días de evolución, niega síndrome miccional o fiebre. No cambios recientes en la medicación.

Exploración física: paciente hemodinámicamente estable, exploración física estrictamente normal. Se objetiva coloración púrpura en la bolsa de la sonda. Destaca olor muy intenso.

Pruebas complementarias: Tira reactiva de orina: negativa. Sedimento de orina: se cursa.

 

Enfoque familiar

Casado, buena relación con su mujer, con quien vive. Tiene cuidadora durante 24 horas.

 

Desarrollo

Dada la discordancia entre la clínica (coloración oscura y olor fuerte) y la normalidad de las pruebas diagnósticas (teniendo pendiente el urocultivo definitivo), se decide tratar empíricamente con Ciprofloxacino.

Diagnóstico diferencial: hematúria, orina concentrada, tinción de la orina por fármacos

Identificación de problemas: el síndrome de la orina púrpura es una patología muy poco frecuente (hay publicados unos 100 casos en la bibliografia) y altamente desconocida, que aunque muy llamativa, tiene poca importancia clínica según los estudios realizados.

 

Tratamiento

Se preescribió Ciprofloxacino 500mg cada 12horas durante una semana y se recomendó hidratación abundante.

 

Evolución

La coloración y el olor intenso se normalizaron completamente a las 48 horas de haber iniciado el antibiótico. Se recibió urocultivo definitivo que fue no concluyente. Después de 6 meses, el paciente no ha repetido la sintomatología y no ha tenido nuevos procesos patológicos en la via urinaria.

 

CONCLUSIONES

Se cree que la coloración purpura de la orina es debido a la presencia de Índigo (azul) e Indirrubina (rojo) sustancias relacionadas con sobrecrecimiento bacteriano a nivel intestinal y bacteriúria concomitante.

Aunque no seria necesario el tratamiento, puesto que se trata de una bacteriúria asintomática en un paciente con sondaje permanente, en la mayoría de los casos publicados se ha realizado tratamiento antibiótico con la remisión de la sintomatología.

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Nadal Olivé, Núria
CAP Roger de Flor. Barcelona
Uriach Timoneda, Violeta
CAP Roger de Flor. Barcelona
Gharibyan, Narine
CAP Roger de Flor. Barcelona