XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

Enucleación en paciente con cuerpo extraño corneal superficial de origen vegetal (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

Molestias oculares.

Historia clínica

Enfoque individual

Varón de 51 años. Carretillero en una empresa dedicada al embalaje de madera. Sin alergias conocidas ni antecedentes de interés.

Acude a consulta refiriendo molestias en ojo derecho tras estar realizando tareas de traslado de material vegetal.

Exploración con lámpara de hendidura:

Pupilas isocóricas y normorreactivas. No inyección conjuntival.

Úlcera corneal de 1mm de longitud en hora 7. No se aprecian cuerpos extraños. Seidel (-).

Enfoque familiar y comunitario

El paciente es soltero, vive sólo y no tiene pareja. Cuenta con un buen soporte social y familiar manteniendo muy buena relación con sus hermanas.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Úlcera corneal por cuerpo extraño superficial.

Tratamiento y planes de actuación

Se indica tratamiento con oclusión ocular durante 24 horas y la aplicación de tobramicina colirio y carmelosa oftálmica cada 8 horas.

Evolución

El paciente acude a revisión con empeoramiento del cuadro siendo derivado a Oftalmología y presentando la siguiente exploración:

Inyección ciliar e hiperemia conjuntival. Úlcera corneal de 2.2x3mm con infiltrado corneal y pliegues de descemet.Tyndal++, no seidel. No cuerpos extraños subtarsales.

Se indica tratamiento con Moxifloxacino colirio y Ciclopéjico.

A las 48 horas es revisado por Oftalmología objetivándose un aumento de la úlcera corneal (7.7x6.6mm con infiltrado central de 4.8x3.5mm).

Se realiza raspado corneal aislándose Fusarium Solani Complex. Tras interconsultar el caso con infecciosas el tratamiento indicado es instilación tópica horaria de vancomicina y ceftacidima reforzadas y anfotericina B más voriconazol oral.

A las 24 horas se inyecta 0.1ml de anfotericina B en cavidad vítrea y 0.1ml en cámara anterior.

A las 72 horas el absceso prácticamente ocupaba toda la superficie corneal iniciándose tratamiento con Anfotericina B 3mg/kg intravenosa.

Tras 2 meses de estrecho seguimiento el paciente experimenta un dolor intenso secundario a la perforación corneal e inicio de desestructuración del globo ocular por lo que se decide enucleación.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

Aunque es infrecuente atender a pacientes con molestias oculares por cuerpos extraños orgánicos, es muy importante tener siempre presente el gran riesgo de infección que éstos conllevan y sus potenciales complicaciones si no son controladas. Por ello, ante la certeza de un cuerpo extraño orgánico (especialmente de origen vegetal) o ante la menor sospecha de mala evolución clínica, el paciente deberá ser valorado por Oftalmología a la mayor brevedad posible.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Mendiburu Díaz, María Dolores
Mutua Navarra. Pamplona
Ramirez Gonzalez, Frieda
Mutua Navarra. Pamplona