XXXIX Congreso de la semFYC - Málaga

del 9 al 11 de mayo de 2019

Comunicaciones: Casos clínicos

¿Hasta cuánto de morfina? (Póster)

Ámbito del caso

Atención domiciliaria

Caso multidisciplinar

Motivos de consulta

La familia consulta por aumento de temblor y espasmos musculares (ya presentes en semanas previas) acompañados últimos días por somnolencia, diaforesis, alucinaciones visuales y aumento del dolor con solo tocarlo.

Historia clínica

Enfoque individual

Varón de 72 años sin alergias ni antecedentes médicos. Diagnosticado de neoplasia de próstata a raiz hematúria noviembre 2017. Inicialmente metástasis hepáticas, hemisacro derecho y adenopatías retroperitoneales. La enfermedad progresa aumentando afectación ósea que produce dolor intenso y no poder caminar. Ingreso del paciente en hospital tercer nivel para completar estudio y control clínico. Se inicia tratamiento con mórficos. Se deriva a centro rehabilitador y alta posterior domicilio con tratamiento oral: MST continus 30mg/12h, Metadona 15mg/8h, Gabapentina 600/8h, Prednisona 20mg/24h, Amitriptilina 25mg/24h, Quetiapina 25mg/24h, Sevredol 10mg/sp, Diazepan 5mg/sp.

Enfoque familiar y comunitario

Casado, mujer y 3 hijos. Al alta se traslada con la hija por no disponer ascensor.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Nos encontramos paciente polimedicado. La exploración descarta causa aparente y el estudio infeccioso es negativo (como diagnòstico diferencial). Pensamos en el Síndrome de Neurotoxicidad Inducido por Opioides. Este efecto adverso se debe al acúmulo de metabolitos tóxicos de la morfina. Algunos opioides (morfina) lo producen más que otros. Consiste en alteraciones cognitivas, delirium, alucinaciones, mioclonias, hiperalgesia. Factores de riesgo: dosis altas opioides, tiempo prolongado de tratamiento, deshidratación, IR, interacciones con otros fármacos de acción central. 

El paciente presenta varios factores de riesgo para dicho síndrome.

Tratamiento y planes de actuación

Se decide parar MST continus, insistir en la hidratación que en los últimos días había disminuido y continuar resto tratamiento igual dada situación basal

Evolución

En poco días desparecen alucinaciones, hiperalgesia, somnolencia y diaforesis. Los temblores y espasmos mejoran progresivamente sin desaparecer del todo. Paciente actualmente estable

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El uso de opiodes en los últimos años ha aumentado tanto en centros hospitalarios como en atención primaria por nuevas indicaciones y por conocer mejor su manejo tanto en paciente oncológico como en dolor crónico. Esto no quita hacer un uso lo más individualizado posible, escoger el mejor opioide en cada caso y estar alerta a síntomas nuevos o empeoramiento de los presentes en pacientes tratados.

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Moriana de la Olla, Celonia
EAP Igualada Urbà. Igualada. Barcelona
Alpáñez Abanades, Sílvia
ABS Igualada Urbà. Igualada. Barcelona
López Moreno, Maria
EAP Igualada Urbà. Igualada. Barcelona