XXXVII Congreso de la semFYC – Madrid

del 4 al 6 de mayo 2017

Comunicaciones: Casos clínicos

¡Hay un hombre en mi habitación! (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria, Urgencias Hospitalarias.

Caso multidisciplinar.

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Mareo y náuseas.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Paciente de 43 años sin antecedentes de interés que consulta por cuadro de mareo de dos horas de evolución. El mareo tiene componente giratorio, acompañado de náuseas. Exploración neurológica normal. Se pone tratamiento con sulpiride y metoclopramida intramuscular.

Acude de nuevo una hora después acompañada de su marido, que nos cuenta que la paciente está muy asustada porque ve a un hombre en la habitación, pero no hay nadie.

Tras esto, derivamos a urgencias hospitalarias, donde realizan analítica que es totalmente normal, y un TAC craneal sin hallazgos significativos.

 

Enfoque familiar

Casada, vive con su marido. No tienen hijos. Fase I del Ciclo Vital Familiar. Buena red social y familiar.

 

Desarrollo

Efecto adverso al sulpiride. En este caso se hizo un diagnóstico diferencial con otras causas de déficit neurológico, como un vértigo central, un tumor craneal, un ictus o una infección del sistema nervioso central, que se descartó con las pruebas complementarias.

 

Tratamiento

Suspender sulpiride e hidratación.

 

Evolución

Tras la suspensión del sulpiride el cuadro de alucinaciones fue remitiendo hasta llegar a desaparecer por completo.

 

CONCLUSIONES

El vértigo periférico es una patología por la que los pacientes consulta con relativa frecuencia. Se trata de una patología que no pone en riesgo la vida del paciente, pero produce una gran limitación, por lo que la consideramos una urgencia. El tratamiento parenteral de primera línea es el sulpiride im. Es un fármaco que lo utilizamos con mucha frecuencia sin llegar a pensar en sus efectos secundarios que puede presentar, algunos de ellos importantes: síntomas extrapiramidales, síndrome neuroléptico maligno, trastornos del sueño, palpitaciones, prolongación del intervalo QT… Por todo esto, antes de utilizarlo deberíamos preguntar al paciente si se le ha administrado otras veces, si ha presentado algún efecto secundario aunque sea leve (como por ejemplo la sequedad de boca). Además sería aconsejable preguntar por el consumo y tolerancia de otros fármacos que puedan causar los mismos efectos secundarios, para valorar un posible efecto.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Carrera Robles, Julia
CS Huéscar. Granada
Peña Góngora, Miriam
CS de Castell de Ferro. Granada
Ubiña Pérez, Cristina
UGC Huéscar. Granada