Comunicaciones: Casos clínicos

Importancia del uso del oftalmoscopio directo en la consulta de Atención Primaria (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria y urgencias.

Motivos de consulta

Lectura aislada de cifra elevada de presión arterial (177/93 mmHg) en domicilio.

Historia clínica

Enfoque individual

Paciente de 41 años obeso, sin otros antecedentes patológicos de interés. En consulta: se obtiene una cifra media de presión arterial de 151/81 mmHg. Se realiza una anamnesis centrada en signos de alarma de una emergencia hipertensiva. El paciente niega presentar cefalea, náuseas, vómitos ni diplopía, aunque refiere tinnitus y visión borrosa asociada a cambio de posición desde hace 15 días. Se realiza una exploración física detallada, sin hallazgos de interés. Por último se utiliza el oftalmoscopio directo gracias al cual se objetiva un edema de papila bilateral, motivo por el cual se deriva al paciente al Hospital. En el servicio de urgencias se confirma el edema de papila bilateral y se realiza TAC que muestra ausencia de signos de hemorragia intracraneal ni lesiones ocupantes de espacio en parénquima cerebral. Se realiza una punción lumbar con manómetro de presión de apertura de LCR que confirma hipertensión craneal. 

Enfoque familiar y comunitario

Sin antecedentes familiares de interés.

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Se orienta como papiledema bilateral en contexto de hipertensión craneal probablemente por pseudotumor cerebri. En este caso nos encontrábamos con una presentación atípica: paciente varón y sin cefalea, síntoma clásico de la entidad.

Tratamiento y planes de actuación

El paciente es dado de alta a domicilio con tratamiento con Acetozolamida 250mg/12h, RM craneal ambulatoria y seguimiento por su medico de familia, Neurología y Oftalmología.

Evolución

Pendiente de nueva visita de control para evaluar evolución.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

La hipertensión craneal idiopática es una entidad de difícil diagnóstico por parte del médico de Atención Primaria. La realización de una anamnesis detallada y dirigida, nos permitió reparar una sintomatología clave inicialmente omitida por el paciente. Además el uso del oftalmoscopio directo nos permitió detectar el signo de alarma y ponernos sobre la línea de las pruebas complementarias a realizar así como su urgencia. Este caso ha sido relevante para recordar la importancia del oftalmoscopio directo como herramienta clave, accesible y rápida en la sospecha de hipertensión craneal en la consulta de Atención Primaria. Saber manejarlo de manera eficaz e incluirlo en la exploración física es básico para todo médico de familia.

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2021; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Agustí Turón, Martina
UDAFiC de Girona
Schulz Mestre, Raquel
UDAFiC de Girona