Comunicaciones: Casos clínicos

No puedo orinar por un bulto, pero ¿qué es eso? (póster)

 

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria.


MOTIVO DE CONSULTA

Dolor hipogástrico con molestias urinarias y sensación de bulto en zona genital. 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual
Mujer 17 años sin alergias conocidas portadora de Holter subcutáneo por arritmias y en tratamiento con ivabradina. Consulta por dolor hipogástrico de varios días de evolución, con sensación de dificultad para el vaciado de vejiga, molestias en zona genital y sensación de bulto en dicha zona. Refiere fecha última regla hace 20 días y niega posibilidad embarazo. En la exploración física se encontraba estable hemodinámicamente, abdomen blando y depresible, no se palpaba globo vesical ni otras megalias; el tacto vaginal fue normal y los genitales externos tróficos. Se visualizó un pólipo hipertrófico de aproximadamente 2 cm en meato externo. Se realizó tira de orina, que fue negativa para infección.

Enfoque familiar
Paciente en seguimiento médico por cardiología y cumplidora tratamiento, correctamente vacunada, estudios secundarios, con apoyo familiar.

Diagnóstico diferencial
Juicio clínico: carúncula uretral. 
Diagnóstico diferencial: infección urinaria aguda, lesiones uretrales benignas en forma de verruga por virus papiloma, hemangioma uretral, prolapso uretral, proceso maligno.
Identificación de problemas: patología poco frecuente en pacientes jóvenes. 

Tratamiento
Se pautó tratamiento analgésico oral si precisaba. Se reforzaron los signos de alarma como la posibilidad de realizar una retención aguda de orina y, en tal caso, precisar de un sondaje vesical. 

Evolución 
La paciente permaneció estable, se solicitó valoración por ginecología y se descartó patología ginecológica. Quedó pendiente de valoración por Urología.

CONCLUSIONES

La carúncula uretral consiste en una masa inflamatoria pequeña, benigna, en forma de pólipo y que se localiza cerca del meato uretral externo. Más frecuente en mujeres posmenopáusicas, por lo que este caso es particular por su aparición en una paciente joven. Suele ser asintomática, y se detecta por la presencia de una masa a nivel genital; en ocasiones puede producir hematuria o sangrado, molestias urinarias, escozor o dolor. El tratamiento es quirúrgico con extirpación si es sintomática o provoca cuadro de retención aguda de orina. Mientras tanto, el tratamiento es conservador, con antiinflamatorios y tratamiento estrogénico sustitutivo, tópico o sistémico.
Ante una paciente con dolor abdominal y molestias genitales es imprescindible una exploración física completa tanto a nivel abdominal como genital, ya que podría pasar desapercibida esta lesión.
 

Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Martínez Sáez, Óscar
CS Buenos Aires. Madrid
López Lledó, Sandra
Consultorio Local Carabaña. Carabaña. Madrid
Peral Martín, Ana
CS Buenos Aires. Madrid