Comunicaciones: Casos clínicos

Polimialgia reumática: a propósito de un caso clínico (sin defensa)


PRESENTACIÓN DEL CASO

La polimialgia reumática (PMR) es una enfermedad inflamatoria crónica, a veces muy invalidante, diagnosticada normalmente en mayores de 50 años. Su prevalencia aumenta en medios rurales, coexistiendo muy a menudo con arteritis de células gigantes. El diagnóstico se basa en la clínica, hallazgos de laboratorio y respuesta al tratamiento corticoideo.  

Motivo de consulta: dolor y debilidad en extremidad inferior izquierda (EII).

Antecedentes personales: No alergias medicamentosas. No hábitos tóxicos. Hipertensión arterial. Depresión. Artrosis. Hipertrofia benigna de próstata. Intervenciones quirúrgicas: Prótesis de rodilla derecha. Situación basal: Katz A sin deterioro cognitivo. Tratamiento actual: enalapril 20 mg, mirtazapina 15 mg. 

Enfermedad actual: varón de 80 años que consulta por dolor agudo en EII, sin sobreesfuerzo ni traumatismo previo, sin hallazgos relevantes a la exploración, iniciándose Metamizol 575 mg. 

Diez días más tarde consulta por incapacidad para deambular. En la exploración presenta dificultad para bipedestación y deambulación, sin signos de inflamación ni infección, con movilidad pasiva conservada sin crepitación.

A los tres días consulta por empeoramiento, con debilidad de miembros inferiores incapacitándole la sedestación. Ante la sospecha de PMR se inicia Prednisona 30 mg/24h, mejorando rápidamente.

Pruebas complementarias: Bioquímica: Proteínas totales: 6 g/dl. PCR: 97,8 mg/dl. PSA normal. Proteinograma normal. VSG 27 mm 1ªh. Hemograma: tres series normales.

 

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL: JUICIO CLÍNICO, IDENTIFICACIÓN DE PROBLEMAS

Ante el cuadro clínico del paciente (dolor/debilidad e impotencia funcional en extremidades inferiores) podemos pensar en:
• Artrosis/artritis/bursitis
• Artritis Reumatoide
• PMR
• Miopatías
• Fibromialgia
• Amiloidosis
• LES
• Vasculitis
• Neoplasias 
• Endocarditis
• Hipo/hipertiroidismo
• Parkinson

 

DIAGNÓSTICO DEFINITIVO, EVOLUCIÓN Y TRATAMIENTO

Considerando el comienzo subagudo, el aumento de reactantes de fase aguda y la rápida mejoría clínica tras inicio de Prednisona, se diagnosticó de PMR. Se mantuvo 30mg durante dos semanas, con empeoramiento reiterado al descender la dosis, decidiendo añadir Metotrexate 2,5 mg para disminuir la dosis de Prednisona y evitar efectos secundarios.

 

DISCUSIÓN Y APLICABILIDAD

Dada la alta prevalencia de PMR en los ancianos y en el medio rural, debemos pensar en ella ante un caso de debilidad/rigidez de cintura escapular/pelviana, que aparezca de forma aguda y mejore rápidamente con corticoides.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Moraleda Salas, María del Mar
CHUA. Albacete