XXXIV Congreso de la semFYC - Gran Canaria

del 12 al 14 de junio 2014

Comunicaciones: Casos clínicos

Proctitis por linfogranuloma venéreo como primera manifestación de infección por VIH (póster)

ÁMBITO DEL CASO

 

 

Inicialmente Atención Primaria, luego derivación para tratamiento y seguimiento conjunto a Atención Especializada. 

Caso multidisciplinar

 

 

MOTIVOS DE CONSULTA

 

Cuadro de diarrea imperiosa con moco y sangre y tenesmo de tres semanas, con pérdida de peso y dolor abdominal. Previamente síndrome miccional resuelto con antibiótico.

 

 

HISTORIA CLÍNICA

 

Enfoque individual

 

Antecedentes personales: Paciente homosexual de 35 años, sin antecedentes de interés. No conductas sexuales de riesgo, pareja estable. 

 

Anamnesis: Cuadro de diarrea sanguinolenta y con moco de 3 semanas de evolución, con tenesmo rectal y pérdida de peso subjetiva.

 

Exploración: Palpación abdominal anodina.

 

Pruebas complementarias: Colonoscopia, serologías (HIV, VHB, VHC, toxoplasma, lues) y bioquímica básica, coprocultivo y parásitos en heces.

 

La colonoscopia revela una proctitis infecciosa, con crecimiento de espiroquetas en el cultivo de la misma. El frotis rectal (PCR) resulta positivo para Chlamydia (Linfogranuloma venéreo).

 

Las serologías resultan positivas a HIV y VHC. 

 

Enfoque familiar

 

El paciente es panameño, vive en España hace 10 años. Toda su familia está en su país de origen. Trabaja como arquitecto, y tiene pareja estable hace años, que reside en Holanda. 

 

Desarrollo

 

Diagnóstico diferencial: enfermedad inflamatoria intestinal vs enfermedad infecciosa (proctitis vs gastroenteritis).

 

Problemas: Proctitis infecciosa por Chlamydia. Infección por HIV. Infección por VHC. Infección intestinal por espiroquetas.

 

Tratamiento

 

Obtenidos los resultados de las pruebas, comentamos el caso con el servicio de infecciosas y ITS de nuestro hospital de referencia, donde nos recomiendan iniciar tratamiento antibiótico para la úlcera rectal por Chlamydia (doxiciclina) y  para la espiroquetosis (metronidazol) y citan al paciente para seguimiento del HIV, así como en Digestivo para la hepatitis C.

 

Citamos al paciente en la consulta para comunicarle el resultado de las pruebas, siendo un diagnóstico inesperado.

Le recomendamos hablar con su pareja, la cual resulta ser seropositiva no conocida previamente y el origen de la infección en nuestro paciente.

 

Evolución

 

La clínica digestiva desaparece con el tratamiento antibiótico.

 

El paciente ha presentado dificultades inicialmente para adaptarse a los nuevos diagnósticos, pero actualmente sigue controles con los servicios de Infecciosas y Digestivo, sin tratamiento de momento.

 

 

CONCLUSIONES

 

La infección por HIV es una enfermedad que debemos sospechar ante síntomas inespecíficos, aún sin una conducta de riesgo clara. En un paciente homosexual con clínica rectal (tenesmo) debemos pensar en una proctitis por ITS.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2019; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Perello Bratescu, Aina
CAP Barceloneta. Barcelona
Guasch Mayoral, Mercè
CAP Barceloneta. Barcelona
Alòs Arimon, Margarida
CAP Barceloneta. Barcelona