XXXV Congreso de la semFYC - Gijón

del 11 al 13 de junio 2015

Comunicaciones: Casos clínicos

Sorprendente hallazgo de disrafia espinal en sacrolumbalgia que no remite (póster)

ÁMBITO DEL CASO

Atención Primaria.

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Sacrolumbalgia de larga evolución que no cede a analgesia habitual.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Paciente varón, de 41 años, sin antecedentes médicos de interés que acude por lumbosacralgia persistente. Niega esfuerzo ni traumatismo, refiere "larga data" e intensidad del dolor en escala subjetiva de 8/10, que ha aumentado progresivamente en los últimos meses, a pesar de tomar Paracetamol de 1gr e Ibuprofeno de 600mgr con las comidas. 

A la inspección vemos mancha oscura sobre apófisis espinosas, sin aumento de vello. A la palpación no tumoración. Flexoextensión dolorosa de la columna vertebral, con signos de Bragard y Laségue positivos. No déficit sensitivo, reflejos bilaterales aquíleos abolidos, sin sintomatología génitourinaria, fuerza simétrica, sin otros déficits neurológicos. Sin deformidad aparente en pies.

Se solicita hematimetría y bioquímica que resultan normales, así como radiografía anteroposterior y lateral de columna lumbosacra en la que se aprecian a nivel de la mitad posterior del arco de S1 defecto óseo del cierre que consolida en una apófisis espinosa bífida.

 

Enfoque familiar

Paciente soltero, con pareja, con buena situación laboral, personal y emocional.

 

Desarrollo

Espina bífida oculta (leve) en S1 que justifica lumbosacralgralgia persistente.

Síndrome de la cola de caballo, Listesis vertebral, Lumbalgia inespecífica.

 

Tratamiento

No existe tratamiento específico. Prescribimos Diclofenaco 75mgr retar (1-0-1) y diazepam 5mgr (1-0-1).

Recomendamos fortalecimiento de musculatura para-vertebral mediante natación terapéutica.

Al año valorar si precisa estudio de la pisada.

 

Evolución

El paciente evoluciona favorablemente, acude a comentarnos la mejoría espectacular que ha obtenido con la medicación y las medidas rehabilitadoras.

 

CONCLUSIONES

La espina bífida es una deformación del tubo neural durante el primer mes de la embriogénesis. Patología que en el 5% de los casos tiene etiopatogenia desconocida, pero en su gran mayoría (95%) se debe al déficit de folatos de la madre.

Podría evitarse en gran medida con la toma seis meses previos a la concepción y hasta las doce semanas de ácido fólico. No es por tanto hereditaria, pero es un factor de riesgo importante la edad de la madre (adolescencia o mayor de  treinta y cinco años).

Es por tanto muy fácilmente evitable con la planificación del embarazo y consultando con su médico de familia para la prescripción del ácido fólico.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Delgado Quero, Antonio Luis
Hospital Neurotraumatológico. Jaén
Pérez Rama, Eva María
UGC Virgen de la Capilla. Jaén