Comunicaciones: Casos clínicos

Sorpresa al realizar una citología (Póster)

Ámbito del caso

Atención Primaria.

Motivos de consulta

Sangrado intermenstrual.

Historia clínica

Enfoque individual

Mujer de 47 años que consulta por manchado intermenstrual en los últimos meses. Dada la edad, se considera un posible trastorno funcional; se pide citología correspondiente por edad. La matrona nos llama durante su realización porque observa el cérvix en la entrada de la vagina y en el tacto bimanual se palpa una masa dura, también en palpación pélvica. Se cita una ecografía al día siguiente con repleción vesical.

Hallazgos ecográficos

Se observa una masa con zonas hiperecogénicas y atenuación posterior, tanto en corte longitudinal (figura 1) como transversal en continuidad al ovario izquierdo (figura 2), situada en la zona posterior y lateral izquierda de útero y vagina, ocupando Douglas, de unos 10 x 9,7 x 7 cm. El útero tiene tamaño normal (figura 3) y el ovario derecho también es normal (figura 4). Disponemos de vídeo.

Pruebas complementarias

Analítica sanguínea normal con marcadores tumorales negativos. 

Juicio clínico, diagnóstico diferencial, identificación de problemas

Masa de posible origen ovárico compatible con teratoma.

Tratamiento y planes de actuación

Derivación preferente a Ginecología.

Evolución

En Ginecología se realiza la ecografía vaginal, confirmando los hallazgos de masa de 12 x 8 cm, que podría corresponder a teratoma gigante. Se realizó intervención quirúrgica con anexectomía y salpinguectomía izquierda. El resultado anatomopatológico fue quiste de pared gruesa con contenido calcificado tiroideo y pelos, de 9 x 7,5 cm, correspondiente a teratoma quístico maduro.

Conclusiones (y aplicabilidad para la Medicina de Familia)

El quiste dermoide o teratoma quístico maduro benigno es un tumor de células germinales frecuente en mujeres jóvenes. Suele ser asintomático como diagnóstico incidental, o producir síntomas por compresión de otras estructuras. En este caso, su situación en fondo de saco de Douglas comprimiendo la zona vaginal permitió el diagnóstico de sospecha de la matrona al hacer la citología, y la ecografía clínica permitió su confirmación en Atención Primaria. Ecográficamente se caracteriza por ser una lesión quística que puede presentar finas bandas ecográficas correspondientes a pelo, áreas hiperecogénicas con atenuación posterior representando material sebáceo, niveles líquido-grasa, nódulos calcificados… La ecografía permite realizar un diagnóstico diferencial con tumoraciones ováricas más agresivas y realizar la derivación por el circuito más adecuado.


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Cobo Ramírez, Gloria
CS Mar Báltico. Madrid
Peña Peña, María Dolores
CS Mar Báltico. Madrid
Alcántara Alonso, Federico Josué
CS Mar Báltico. Madrid