XXXVI Congreso de la semFYC – A Coruña

del 9 al 11 de junio 2016

Comunicaciones: Casos clínicos

¿Traumatismo renal complicado? (póster)

AMBITO DEL CASO

Atención Primaria.

Caso multidisciplinar.

 

MOTIVOS DE CONSULTA

Dolor en fosa renal tras traumatismo accidental.

 

HISTORIA CLÍNICA

Enfoque individual

Antecedentes personales: Hipertensión arterial, Bocio eutiroideo endotorácico, BAV con implantación de marcapasos, Quiste renal.

Anamnesis: Paciente de 88 años que acude tra traumatismo accidental con impacto en region lumbosacra derecha.

Refiere asimismo fiebre termometrada, dolor intenso a nivel de fosa renal que se irradia a trayecto ureteral y clínica miccional con disuria y polaquiuria. Requirió ingreso hospitalario con tratamiento antibiótico intravenoso. Acude nuevamente a la consulta tras 72 horas del cuadro sin franca mejoría clínica. Persiste sensación distérmica con fiebre, mal estado general y ligera taquipnea aunque ya no refiere clínica miccional.

Exploración: Buen estado general, normohidratada y normoperfundida. Consciente, orientada y colaboradora. Eupneica en reposo. A la exploración abdominal destaca tumoración evidente de unos 10x5cm, fluctuante,hiperemica, enrojecida.

Pruebas complementarias: analítica: Hemograma: leucocitosis (14.000) con desviación izquierda (neutrófilos 12.980). Coagulación: Actividad de protrombina normal (75%) e INR 1,26. Bioquímica: Función renal conservada. PCR: 121. Ecografía de abdomen y TC con contraste abdominopélvico: Hallazgos sugestivos de absceso renal derecho por quiste complicado, aunque, dados los antecedentes de traumatismo, no se puede descartar un hematoma abscesificado.

 

Enfoque familiar

Apoyo familiar consolidado. Acude siempre acompado por su hija que a su vez hace las funciones de cuidadora y viven en el mismo domicilio.

 

Desarrollo

Absceso renal derecho.

Como complicaciones de una pielonefritis aguda tenemos que planternos el siguiente diagnóstico diferencial:

— Intrarrenales (PN enfisematosa, absceso renal, pionefrosis, absceso perirrenal).

— Sistémicas (bacteriemia, shock séptico, SDRA —síndrome del distrés respiratorio del adulto—).

— Diseminadas (diseminación hematógena a endocardio, médula, meninges)

 

Tratamiento

Drenaje de absceso y catéter mínimo 7 días.

Control evolutivo y tratamiento endovenoso.

 

Evolución

Franca mejoría clínica de la paciente.

Resolución completa del absceso ( control imagen con TAC).

 

CONCLUSIONES

-Tanto la prevalencia como el tratamiento de las ITUs varían con la edad y el género, si afectan a vías altas o bajas, si son complicadas  o no, si se presentan como episodios únicos o recurrentes.

-Un tratamiento inadecuado ocasiona aumento de resistencias bacterianas, menor eficacia clínica, más complicaciones y mayor coste.

- Conocer las complicaciones locorregionales de ITUs de vias altas.

- Pensar en absceso renal cuando a pesar de tratamiento antibiótico endovenoso persiste la fiebre más allá de 72 horas.

 

 


Comunicaciones y ponencias semFYC: 2020; Comunicaciones: Casos clínicos. ISSN: 2339-9333

Autores

Molina Hurtado, Enrique
CS El Valle. Jaén
Sola García, Miguel
CS El Valle. Jaén
Zafra Ramírez, Natalia
CS El Valle. Jaén